House of The Dragon: el récord que marcó la serie el día de su estreno

Deseada y esperada por millones de espectadores de todo el mundo, House of The Dragon, la precuela de Game of Thrones, cargaba con grandes expectativas: estar a la altura de su predecesora en cuanto a las críticas de los especialistas y, también, al interés generado en el público. Con solo un capítulo emitido, la serie basada en la historia creada por George R. R. Martin consiguió cumplir con creces los dos ítems.

Según informó HBO este lunes, la serie -estrenada el domingo- rompió récords y se convirtió en el debut más exitoso en la historia de la compañía. Solo en los Estados Unidos, el primer capítulo fue visto por casi 10 millones de espectadores a través del canal de cable HBO y la plataforma HBO Max.

Además, fue la serie que generó una audiencia más alta para cualquier canal de cable premium o plataforma de streaming en lo que va del año, superando el número de visualizaciones del primer capítulo de la cuarta temporada del tanque de Netflix, Stranger Things, según información de Samba TV, una compañía especializada en tecnología e información de la televisión.

La serie tuvo, además, una demanda 23 veces mayor que el promedio entre los consumidores de los Estados Unidos el día anterior a su lanzamiento, según indicó Parrot Analytics, una empresa de análisis de contenido.

House of The Dragon se estrenó tres años después de que concluyera Game of Thrones, pero su debut sirvió, también, para que muchos televidentes le dieran una oportunidad a su predecesora, que tuvo su mejor semana en HBO Max en los siete días previos al último domingo.

La serie, ambientada casi 200 años antes del comienzo de Game of Thrones, fue bien recibida por la crítica, aunque en algunos casos, la trampa de comparar un primer capítulo con las ocho temporadas de la original terminó jugándole en contra. Algunos columnistas del diario británico The Guardian señalaron que será «un gran éxito», e incluso pronostican que llegará a ser «tan grande como su predecesora en su apogeo». Otros fueron más tibios. El periódico inglés The Telegraph dijo que se queda «un poco corta», mientras que el medio estadounidense The Wrap indicó que «palidece en comparación».

Los Angeles Times, en tanto, señaló que «House of The Dragon recupera el poder, la grandeza de la (serie) original» y que «inmediatamente empuja a los espectadores a las imágenes y sonidos familiares del universo de Game of Thrones».

Lucy Mangan, crítica de televisión en el diario The Guardian, indicó que «todo es como en el apogeo de GOT. Divertida, se ve genial y suena aceptable». En su reseña de cinco estrellas, The Times describió la nueva serie como «visualmente suntuosa, bien actuada (en su mayor parte), escrita con nitidez y con un tono inteligente». Será «accesible para cualquiera que no haya visto un segundo Game of Thrones, pero tranquilizadoramente familiar para aquellos que lo hayan visto todo», según el crítico Ben Dowell.

Basada en el libro Fuego y sangre de Martin, el relato se desarrolla en el período de gloria de la casa Targaryen. La temporada se centra en la regencia del rey Viserys (Paddy Considine), un monarca aparentemente benévolo con un problema: solo tiene una hija, la princesa Rhaenyra (Milly Alcock de adolescente; Emma D’ Arcy en la adultez) para que lo suceda. Con la reina embarazada y todos convencidos de que por fin llegará el heredero del trono, el príncipe Daemon (Matt Smith), impulsivo y violento hermano del rey con aspiraciones a sucederlo, empieza a inquietarse.

Sentado en el Trono de Hierro mientras el consejo discute su última osadía como jefe de la guardia del rey, desde su primera aparición en pantalla Daemon se presenta como el catalizador de toda la tragedia por venir, la guerra entre hermanos que terminará por poner de rodillas a los poderosos Targaryen, famosos por sus dragones, sus cabellos platinados y su tendencia al incesto.

 

Etiquetado como:

Canción actual

Título

Artista

Background